Thursday, March 02, 2006

A veces


Siluetearte es mi pasatiempo. Encontrar estelas de mí en ti y darme cuenta de que el pasado siempre es futuro también. Se trata – supongo – de hablar en “nosotros”. De cortar retazos y hacer collages de futuro. Porque hablar de ti es una conversación de presente. Quizás de achaques, de manías, de lo predecible y a veces de lo que nunca quisiera. Pero es.

Tengo muchas caras – a veces – demasiadas para ser feliz y suficientes para estar triste. Llegar a ti es un intento de suicidio, también es encontrar en ti lo que tanto quiero. Es como hablar en futuro y convertir los miedos de bronce en promesas de oro. Me mantengo inapetente y sin manos por la inexpresión del sentimiento… con el café frío en la mesa que nos negamos a tomar.

Encontré que soy hija de un comunismo sin patas, de unos ideales robados y de un sentimiento falso. Bandera absurda que pocos comprenden. Los ojos se me han vuelto grises y tú sólo observas, reflejándote en ellos sin siquiera llegar a entrar. No comprendes, no conoces y casi acabamos atrincherados entre un socialismo de discurso y unos corazones partidos. La gente con hambre sigue existiendo.

No comments:

Post a Comment