Thursday, July 16, 2015

En cada línea

No contemplo otra costa sin tu aliento. Me estoy perdiendo en los perfiles de tu barba, en la complicidad de tus manos, en cada murmullo a la orilla de mis cabellos. Eres un desatino de la tercera década, un compendio de temblores, el llanto puertas adentro después de la explosión. Te estoy diciendo que se me está yendo la fuerza, que no hay sutilidad en cada palpito y que en el borde de tus dedos, que simulan un precipicio, me contengo para no claudicar. 

Estoy perdiendo mi nombre entre cada línea. Completo esta frase en cada inciso. No hay respiro. Pienso en la punta de tu nariz, en los centímetros que la separan de estos hombros y nada vale. Me desgarra.  No sé expresarme de otro modo. ¿Tú puedes?

Diciembre 2013

Esa sensación de que todo pasa


IMG_20150704_182631                  
                                                                                                                                 Marguerite Duras.

Friday, July 03, 2015

Tengo ganas

Tengo ganas de escribirte a páginas enteras. Congelar mis pupilas mientras te contemplo, en la distancia, todas tus maneras de parecer. Es un ruido, una chicharra tormentosa, cualquier cosa menos silencio y yo celebro este escándalo con cortina de Bunbury. No quiero callarme. Mi lengua es todo menos esta quietud de la última década. Deseo moverme, escandalizar mis razones, objetar cada paso. No quiero otra cosa que lanzarme a este grito. Esto es una premonición, la cola del ciclo, la desgracia con ventanas. Cualquier cosa. De verdad. Menos este blanco que no pretendo. Pido rayar cada página, tensar esta cuerda.  

Thursday, January 01, 2015

Día 1


No he hecho mis resoluciones de fin de año y quizá no las tenga a tiempo, pero he decidido retomar este espacio como un ejercicio contra el olvido.

 Hoy fui a ver Fuera del Aire, un documental sobre los últimos días del programa de Luis Chataing en Televen que, como es costumbre en la última década en Venezuela, salió de la pantalla por incomodar al poder como otros tantos espacios censurados en los medios de comunicación venezolanos. 

Resultó ser un buen ejercicio para dejar constancia de lo que vamos viviendo. Así que aquí vuelvo otra vez, contra la inercia, como un reto a la memoria, como cada tanto pero esta vez y como pocas veces, con otra voz.

¡Allá vamos!  


Friday, September 19, 2014

Con mi silencio

Te quiero
Como el ocaso abraza al atardecer
Como el rumor de la brisa a las hojas al caer
Como este puñado de palabras simples... al pronunciarse.
Te quiero silente y taciturno
Como extraña el papel a la tinta
Como acampan las ideas
En esta sala de redacción
Te quiero inagotable
Como la ansiedad del diálogo perdido
Como el capricho convulso
Como el país anhela el reencuentro
Como yo deseo tu ruido
Te quiero de tantas veces
Cómplice y pícaro
No dejes que de tanto en tanto
Te apague con mi silencio.
Febrero, 2014

Saturday, April 12, 2014

Pertenezco

Pertenezco al pasado sombrío de un recuerdo, a la colaboración de una vida nueva, a la fotografía de una puerta que nunca abrió, al futuro que no quise, a los tantos deseos escritos en páginas que no coincidieron.

Me asombran los cuatro meses y su lejanía, la baldosa, la vista, el ventanal. No sé expresarme de otro modo... me aturde la incertidumbre de un comienzo, la facilidad con la que he desechado memorias y el absurdo regreso virtual con que apareces porque te conozco.

Saturday, March 29, 2014

Atrás


En un ensayo de atardeceres, 
           sospecho no hay vuelta atrás.

Sunday, January 26, 2014

-

Busco una voz con la cual regresar y me resulta inútil. Ensayo las palabras para reinsertarme de nuevo en este cataclismo de palabras cruzadas y tono frío… no me resulta sencillo. Quisiera que fuese un pabilo suelto rodando, la cola de un papagayo dando curso a este simposio de palabras muertas pero no me encuentro.
Tengo en mi mesa un par de libros sin leer, una caja de ventanas al pasado y decenas de atajos sin conexión. Te nombro y mi voz no resuena en este cuarto repleto. ¿Qué te has hecho? Son muchos nombres en este inciso de reordenamiento, demasiadas conjeturas para este arado de mociones sueltas.
Ahora me cuesta cada trozo que sale de mí, cada deseo sin fin. Yo me ocupo de leer entrelíneas cada fragmento de este suplicio, un ensayo tentativo para el regreso, o unos cuantos versos sin destinatario.
Me cuesta más hallarte en el silencio y en los lunes sin comienzos. Estoy detenida en el momento preciso para avanzar.

¿Acaso no hay inercia en este acto?
¿Por qué me pesa tanto soñar?


No puedo más. 

Saturday, December 21, 2013

Nuestra casa




Tenemos una casa de tela en el que los besos flotan como burbujas de jabón
Este techo Ama de Casa dices que es mío y que los riachuelos de mi sexo los hiciste nacer tú.
Hay luciérnagas con cuevas en tus ojos
Prenden y se apagan con el ritmo del canto de los sapos.
Vendí tres hectáreas de mi panza a tus manos
Remodelamos tu espalda, pintamos mi cabello y se me antoja derrumbar las paredes de tu piel.
Tenemos una casa que es muy cursi ,que se deshace en el tornado de nuestras vueltas
Acariciamos el subibaja de la pelvis cuando cantan los canarios de tu lengua
Esta casa es una invasión de enredaderas, una temporada alta de verano
Una caja fuerte para las caricias de terciopelo
Un montón de barcos de papel hundiéndose en la tina
Y un buzón de abrazos que siempre tienen respuesta
Nuestra casa es nuestra y no lo sabes.

2006

Wednesday, February 27, 2013

Adiós, Negrita




La negrita

Qué pena no haberme despedido.

La deuda con el silencio me hizo abandonar estas ondas porque me era más fácil, hasta que tú partida me hizo recordar lo veloz que me han pasado los años sin hacer cuenta de ella, que no he perdido el tono en esta página por decenas de noticias sino por mí terquedad.

Ahora que ha pasado cierto tiempo, que te has ido sin vacilaciones, pienso que te mereces una despedida y que ese adiós representa un regreso para un capítulo olvidado.


Saturday, May 19, 2012

Con todo este ruido...


No sabemos de los ruidos de nuestros cuerpos, del ruido ajeno en el piso de abajo, de la muchedumbre en el mercado, de los huesos partidos que ya no queremos recoger, de los versos añejados en la punta de la lengua, del ruido del cliché en los ojos enamorados.

Contengo tanto ruido y estoy tan llena de silencio.

Acaparo el espacio de esta ciudad entre ríos con un par de suspiros, hago ruido… el poco ruido que no necesito para vivir; ruido asesino de los cuartos repletos de soledad. No mata, no suena, es diáfana.

Recuerdo el  ruido de las camas vencidas. Necesito el susurro de la abuela diciendo te quiero, el ruido escandaloso de tus suelas saliendo de la habitación y, a veces, también necesito el silencio de la noche en el cuarto de atrás.

Cuando esta ciudad detesta sus voces nos manda a callar con los relámpagos fuera de temporada o con la sequía en la presa, con todo ese escándalo que no nos tragamos. Apenas el tragaluz distinto, el de estos ojos, el de esta mueca que se ancla en silencios ajenos para no pronunciar palabra.

Marzo 2008

Monday, September 12, 2011

Monday, April 11, 2011

La indignación de los Warao de Cambalache tiene raíces profundas



Artículo del Grupo Cambalache, al servicio de la comunidad Warao


Se expresa ahora por el entierro de los dos niños bajo la mata de mango al lado de su casa, porque nunca se ha llegado a este extremo de negación de un trato humano.

Sin embargo la indignación tiene raíces más profundas. Se sienten burlados, no sólo por un funcionario que cumple con su trabajo en la alcaldía, porque este actúa según lineamientos. Se sienten burlados por una cultura de engaño, que se impone por la forma de solventar un problema del momento como algo normal: la negación de una vida digna para los indígenas.

El silencio, después del entierro ilegal de los dos niños, es una muestra más de no tener una política para los indígenas. Parece que los indígenas en la ciudad no existen.

Ahora. Nadie obliga a tener una política sana frente a los indígenas. Solo los indígenas tendrán que seguir mostrando su dignidad como una lucha para conseguir un trato humano de nosotros, los no indígenas. La búsqueda es una abertura hacia una política de entendimiento.

Hasta ahora, con la nueva constitución, la existencia legal de los indígenas es aceptado, pero no sus derechos como pueblos originarios. Sus derechos forman parte de una constitución criolla, y son expresados en una cultura criolla. Llega al extremo, que tienen que organizarse como los criollos para obtener beneficios de alimentos, de implementos para la pesca, incluso tienen que hablar castellano. Su cultura no es expresada en una lengua escrita, pero son vistos como analfabetos y sometidos a cursos de castellano. O sea son sometidos a criterios criollos para poder convivir con los criollos. Hace poco un criollo tenia que firmar para la directiva de una asociación indígena de los WARAO de Cambalache para tener legalizada su organización, pero ninguno sabia leer, ni escribir. No sabe lo que dice el documento, ni tampoco conocen las normas que condicionan el funcionamiento de tal organización. Sencillamente era condición para obtener un motor de pesca ofrecido por un candidato, que después salió a ser gobernador.

Todas estas “condiciones” de convivencia son impuestas desde hace ya muchos siglos, y continúan siendo impuestos. Los indígenas nunca aciertan, porque no conocen estas condiciones. Y esto da rabia e indignación. Siempre se sienten burlados, porque su cultura, costumbres y normas de convivencias les son negadas y lleva a un trato muchas veces con desprecio. Tienen que dejar de ser indígena, y punto. Y no pueden.

Los WARAO de Cambalache se cansan de este juego y sobre todo les toca la peor parte del juego: vivir de la basura de los criollos.

Hace un par de meses algunos políticos de Puerto Ordaz reclamaban sobre el humo, que produce el basurero de la ciudad. Era según ellos “insoportable” y “un gran daño a la salud de la ciudadanía”. Nadie hablo de los indígenas Warao, que ya 20 años diariamente viven en este basurero buscando su sustento. Efectivamente esta situación del humo, contaminación y podredumbre en el ambiente, contamina y afecta la salud seriamente. Pero da indignación que políticos criollos a 5 kilómetros se preocupan de la salud de la ciudadanía por el humo y no dicen nada sobre estos indígenas. La existencia de los indígenas WARAO en la basura es negado en la practica y esto no suple un capitulo en la constitución.

Es un gran escándalo, que a los WARAO de Cambalache sólo les ofrecemos basura. Es inhumano e inmoral. La pregunta: ¿Por qué ellos tienen que vivir de la basura, vivir en ranchos improvisados sin ni un mínimo de higiene, mientras que nosotros vivimos en casas con protección contra sol y lluvia, etc. sigue siendo un cuestionamiento ético, a lo que nadie puede escapar, ni los políticos, ni los religiosos.

Aquí no vale ideología, ni política, ni religión. Es ética. Todo discurso queda en el aire como viento, mientras seguimos aceptando eso.

El Grupo Cambalache, que ya tiene más de 10 años en busca de mejores condiciones de vida y trato con la comunidad, apoya firmemente la protesta de la comunidad WARAO de Cambalache. Estamos tan indignados como ellos, compartimos su dolor diariamente y exigimos una abertura de diálogo que permita una convivencia humana con justicia social y no de imposición y rechazo. Nuestros hermanos quieren un trato de hermano: démoslo.

Friday, March 04, 2011

La reconciliación del movimiento sindical comienza ahora


La huelga de los ferromineros en Ciudad Piar pudo pasar desapercibida. Aquellos 16 días de agosto de 2009 no llamaron la atención de los medios nacionales siquiera un poco; para la mayoría de los trabajadores de las empresas básicas de Guayana, lo que ocurría en el municipio Angostura, sonaba lejano.
La noticia tomó cuerpo varios días después, cuando el Ministerio Público decidió actuar alentado por la directiva de Ferrominera Orinoco (FMO) contra el secretario general del Sindicato de Trabajadores de FMO, Rubén González, por los delitos de agavillamiento, instigación a delinquir, violación de la zona de seguridad y restricción a la libertad al trabajo.

Premeditado o no, la medida se produjo en el momento de mayor debilidad del movimiento sindical en Guayana. La propaganda oficialista a favor de un nuevo modelo de gestión y un supuesto novedoso esquema de relaciones laborales estaba calando en un grueso sector de los trabajadores, justo en el 2009.

De hecho, desde el propio brazo laboral del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se auspiciaba un desprestigio de las luchas reivindicativas bajo la premisa del nacimiento de un Estado socialista que garantizaría igualdad y eliminaría la división en el trabajo.

La ofensiva oficialista más la dispersión sindical hicieron que el caso de Rubén González se mantuviera en casa.

Para la dirigencia sindical identificada con la causa de González era difícil, de hecho, no estaba preparada para enfrentar su detención con la fuerza necesaria. En gran parte, porque el descontento de los trabajadores en Ciudad Piar, a cientos de kilómetros de Ciudad Guayana, no logró despertar a sus pares de la zona industrial.

Por la libertad
Al movimiento sindical le costó convertir al líder ferrominero en un símbolo. En 17 meses su causa tuvo numerosos traspiés que superar: demasiados flancos que atender y el de la libertad sindical era y es, apenas uno de ellos.

La diligencia de Sunep-CVG -a través de su asesor Eleuterio “Tello” Benítez- traspasó las fronteras del país y se detuvo en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Ginebra. El organismo tripartito pidió al Gobierno la liberación del secretario general y su indemnización por los daños causados; la noticia la publicó Correo del Caroní en la edición del 20 de noviembre de 2010.

El pronunciamiento le dio relevancia a la causa. Pero la consigna de la criminalización de la protesta, específicamente con el rostro de González, tomó fuerza en los últimos cuatro meses, cuando organizaciones de derechos humanos lograron colocar el tema en la agenda mediática internacional.

Y el trabajo de meses rindió frutos el 5 de febrero de 2010 en el marco de la movilización convocada por el recién creado Frente Autónomo Nacional por la Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess). Por primera vez el nombre del dirigente retumbó por las calles de Caracas con una consigna clara: “¡Libertad para Rubén González!”.

Un nuevo escenario en la Asamblea Nacional y la huelga de hambre de los estudiantes expuso ante el país el caso del líder ferrominero. Eso ayudó. También influyó que la Unión Nacional de Trabajadores (Unete) lograra consensuar lo que desde hace meses venían trabajando: que el encarcelamiento de González era un golpe “inadmisible” para el movimiento sindical venezolano.

¿Conflicto casero?
En los meses precedentes, sindicatos, dirigentes y algunos líderes emprendían una lucha de manera aislada. El caso del secretario general comenzaba a ocupar el debate del propio Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) pero tímidamente; intentaban simplificar el caso a una simple rencilla dentro del partido que sólo sería resuelto por una mano mágica apiadada.

Con el incremento de las confrontaciones dentro del buró oficial las comparaciones surgieron y un sector de la militancia del PSUV en Guayana -distanciada del gobernador Francisco Rangel Gómez- asumió la denuncia por la “injusticia” cometida contra el compañero de partido Rubén González.

La guinda
Como se intentaba relegar el caso -exclusiva y únicamente- a los “trapos internos” del partido de Gobierno, muchos esperaban que su liberación se produjera cuando González dejara de incomodar al sector más acomodado dentro del buró.

La sentencia de siete años, seis meses y 22 días terminó de convulsionar a la dirigencia en su conjunto, sin miramientos. Nadie se lo esperaba así, excepto quienes -según Rubén González- lo mantenían preso con llamadas telefónicas.

Consenso general
Lo que sigue es la liberación a medias del secretario general de Sintraferrominera. La convergencia de sectores que jamás habían caminado juntos, el reencuentro de dirigentes alejados por la causa partidista y el repudio general de los sectores políticos de base, sin duda, obligaron al alto Gobierno a revertir la medida.

La amenaza era y -continúa siendo- descomunal. La concurrencia de la dirigencia sindical venezolana bajo consignas coincidentes puede destruir lo que al Ejecutivo le ha costado 10 años: dividir a la clase trabajadora.

El régimen de presentación impuesto no ha dejado satisfecho a nadie. La dirigencia exige y continuará vociferando libertad plena para González y los otros 150 dirigentes de todo el país.

El líder ferrominero no se quedará callado: la reconciliación nacional -ha dicho- comienza ahora.




Momento en que la nieta y familiares se encuentran con Rubén González llegando al portón 1 de Ferrominera Orinoco

Friday, December 17, 2010

Sobre héroes...

Y tumbas...

Se sentó en un banco, cerca de la estatua de Ceres, y permaneció sin hacer nada, abandonado en sus pensamientos. “Como un bote a la deriva en un gran lago aparentemente tranquilo pero agitado por corrientes profundas”, pensó Bruno, cuando, después de la muerte de Alejandra, Martín le contó, confusa y fragmentariamente, algunos de los episodios vinculados a aquella relación. Y no sólo lo pensaba sino que lo comprendía ¡y de qué manera!, ya que aquel Martín de diecisiete años le recordaba su propio antepasado, al remoto Bruno que a veces vislumbraba a través de un territorio neblinoso de 30 años; territorio enriquecido y devastado por el amor, la desilusión y la muerte.

Melancólicamente lo imaginaba en aquel viejo parque, con la luz crepuscular demorándose sobre las modestas estatuas, sobre los pensativos leones de bronce, sobre los senderos cubiertos de hojas blandamente muertas. A esa hora en que comienzan a oírse los pequeños murmullos, en que los grandes ruidos se van retirando, como se apagan las conversaciones demasiado fuertes en la habitación de un moribundo; y entonces, el rumor de la fuente, los pasos de un hombre que se aleja, el gorgojeo de los pájaros que no terminan de acomodarse en sus nidos, el lejano grito de un niño, comienzan a notarse con extraña gravedad.

Ernesto Sabato

Thursday, July 01, 2010

Reinvento

Escribir


Soy un madero queriendo tallarse, un par de cejas con direcciones opuestas, una contradicción para los amigos recientes, un collar de semillas, una cavidad ancha sin mucho espacio para divagar.
Soy el susurro debajo de las sábanas, la reencarnación cursi de Neruda en tus pupilas dilatadas, el descaro en el borde del riesgo, el olor desnudo de tu fragancia, el camino sin retorno a la cordura, el Big Bam de mariposas en el estómago.
Soy un par de palabras sin coherencia, unos labios mojados, una sed de lectura, un alivio, un calor para los días fríos, un paraguas para el diluvio de diciembre, una canción de Francisco Barrios a las dos de la mañana.
Soy un par de cosas inconclusas, un paquete de soledad con sus favores, un punto y aparte, una pasividad: sólo dos senos con su lunar al norte.

2007
Foto Clavel Rangel, Aquí

Sunday, May 30, 2010

Control obrero ¿discurso seductor o pasmo ideológico?

El control obrero que vende Hugo Chávez no quiere parecerse al pasado, así confiesa. Quienes lo promueven escurren la historia con la misma lógica del socialismo del siglo XXI: “inventando”, y mientras tanto la palabra sindicato desaparece del diccionario gubernamental


Los presidentes “transitorios” de las empresas básicas deberán instrumentar la gestión de los trabajadores para la conformación de nueva estructura, que parte del Plan Guayana Socialista 2009-2019 y se consolida con la legislación de los consejos de fábrica.

La comisión presidencial, las mesas de trabajo y los equipos de coordinación en la industria del hierro, acero y aluminio dibujan el esqueleto de lo que, según el documento de debate “consejos de fábrica y control obrero de la producción”, son los órganos de gestión interna de este modelo que será obligatorio tanto para empresas públicas y privadas, confirmó recientemente el diputado oficialista Oswaldo Vera a El Universal.

El presidente Hugo Chávez ha dicho que los consejos de fábrica no son una copia al carbón de la experiencia rusa, “estamos inventando, esto es un invento”, dijo en cadena el 15 de mayo desde Ciudad Guayana.

“No estamos hablando de copiar otras experiencias, uno de los errores de la Unión Soviética fue la estatización porque se burocratizó, se convirtieron en un capitalismo de Estado. Luego vinieron las divisiones”, agregó el primer mandatario.

Pero ha sido el propio “líder de la revolución” quien manifestó severas críticas a la autonomía sindical y quien insiste en la conformación de un solo brazo: partido-trabajadores-Gobierno, alineación que también se criticó en la llamada “cuarta república”.

“Los sindicatos no quieren tener nada que ver con el partido, ni con el gobierno, quieren ser autónomos; es una especie de chantaje” dijo el 24 de marzo de 2007, en el 1er Encuentro hacia la Plataforma Unitaria de la Mujer Venezolana.

Estas consideraciones contradicen una condición “imprescindible” para la realización socialista, como lo es que el movimiento obrero “adquiera autonomía para realizar su propia bitácora y tomar sus decisiones tácticas y estratégicas sin interferencia del partido o del gobierno”, señala Carlos Domínguez en el documento del Colectivo de Trabajadores Antonio José de Sucre, titulado “Jornadas sobre control obrero”.

El mismo planteamiento conserva el documento “Consejos de fábrica y control obrero de la producción”, en el que participó Jorge Giordani. “El consejo de fábrica no es, ni debe ser por ningún respecto, un apéndice del Estado ni del Partido Revolucionario, sino la genuina representación de los trabajadores en la lucha por el poder político, para a partir de allí edificar un Estado obrero”.

De allí que se señala que la decisión o no de asumir el reto del control obrero “no corresponde a grupo o individualidad, por más importante que pueda ser, sino a los propios trabajadores afianzados en su conciencia”.

El escrito explica que la subordinación de los consejos al “binomio partido-Estado” debe evitarse para no recaer en el “socialismo real”, pero invita a no perder de vista una adecuada relación entre el consejo, el partido y el estado revolucionario “en el caso de que actúen en la práctica realmente como tales”.

Este espacio de transición -que algunos dirigentes han calificado como una “oportunidad”- podría encontrar serias desviaciones si el modelo de alineación política con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), avanza más de lo que hasta ahora.

Brazos inseparables

La condición “imprescindible” se contradice con el propio dogma que intenta implantar el presidente Chávez, quien ha dictado línea al movimiento sindical y a los trabajadores, considerando que estos últimos no han adquirido la “conciencia socialista”.

Hasta el control obrero ha sido una orden del Jefe de Estado. “Control obrero, así yo lo quiero y así tiene que ser”, recetó en la antesala a su discurso del 1 de mayo de 2010.

Este espacio para lo que -teóricamente- sería la superación histórica del capital tendría como principal detractor la propia política de Estado. En el caso de Guayana las empresas han sido subordinadas a políticas económicas que no han sido discutidas ni públicamente divulgadas.

Casos como el de la industria del aluminio en donde se “hipotecó” la producción suscribiendo contratos con empresas transnacionales, y recientes acuerdos con el Fondo Chino Venezolano, del cual los trabajadores participaron para su administración, pero no para la discusión de las condiciones de pago.

El Gobierno -haciendo uso del Estado- ha privilegiado las importaciones antes que al desarrollo de la cadena “aguas abajo”, evadiendo a las pequeñas empresas productoras de refractarios, vagones, de los casos más denunciados.

Cuando en cadena nacional del 15 de mayo, desde CVG Alcasa, los trabajadores gritaron “fuera Glencore”, el tema también fue evadido por el primer mandatario.

Diseño de la transición

Quienes están detrás del diseño de la estructura socialista están organizados en una comisión presidencial, conformada por aspirantes a dirigentes o ex sindicalistas que actualmente forman parte del buró pesado del PSUV.

Estos representantes han sido convocados para darle forma y sembrar en los trabajadores el Plan Guayana Socialista y con ello la conformación de los consejos de trabajadores, con la concepción de que en su conjunto los trabajadores no tienen la esperada “conciencia de clase”.

Siendo esta estructura -teóricamente- la “expresión organizada más representativa del poder autónomo de los trabajadores en su lucha por las reivindicaciones socio-económicas inmediatas, por alcanzar el control obrero de la producción y en última instancia, por la revolución socialista”, es de esperar que en algún momento estas decisiones sean sometidas a la democracia de los trabajadores.

Sobre todo considerando que las funciones esbozadas en el papel de trabajo de la LOT, publicado por El Universal, los consejos de trabajadores “estarán llamados a evitar cualquier interrupción parcial o total de la producción o distribución por parte de aquellos centros de trabajo considerados estratégicos para la economía nacional”, lo que podría devenir en una mayor confrontación entre representantes considerados ilegítimos por los trabajadores.

Monday, May 03, 2010

Despiden al padre Esteban Wood/ I






Fotos: Clavel Rangel

Despiden al padre Esteban Wood/ II








"No sé si nos enteraremos quién fue el verdadero culpable"

Los feligreses de la iglesia Sagrada Familia asistieron masivamente a una misa en la que su párroco, Esteban Wood, no daba el sermón. Esta vez acompañaron al misionero que dormía para siempre con sotana blanca y rosario en mano en el centro del templo.

"No merecía morir así, era tan bueno, tan entregado a la gente, este dolor es irreparable", dijo Enma Castillo, catequista de la parroquia, durante el velorio del padre, efectuado el viernes pasado. Hizo una pausa y siguió bañada en llanto mientras la abrazaban.

La familia de Wood se enteró sin detalles sobre el asesinato de su pariente. Monseñor Mariano Parra, obispo de Ciudad Guayana, pudo comunicarse con Washington, Estados Unidos, y hablarles en inglés sobre lo ocurrido. Pero cuando desesperados preguntaron detalles del hecho, el prelado no halló traducción posible para describir tal homicidio.

"Le dieron cuantas veces pudieron con un pequeño cuchillo en la zona intercostal, golpearon su cabeza y lo estrangularon", describió el forense. Los asesinos se llevaron, además, un computador portátil, un teclado electrónico y dos celulares.

"Lo peor es que no sé si nos enteraremos de quién fue el verdadero culpable", comentó la profesora del proyecto de paz de Fe y Alegría, Luisa Pernalete.

"Hacía tiempo que no veíamos la iglesia tan llena", dijo impresionado un miembro de la parroquia. La comunidad cantó "Pescador de hombres" una y otra vez, mientras sonaban las campanas del templo.

Era como su hijo. Humboldt, el perro weimaraner del padre Esteban, fue el primero en mostrar su dolor. "Nos lo llevamos para que no se deprimiera más, porque está muy triste, se le nota en los ojos", contó Jesús Guauro, encargado de las obras de ampliación de la parroquia y quien encontró el cadáver del sacerdote en el sitio del crimen.

Al lado del párroco de 68 años de edad estaba el can.

Todos en la parroquia preguntan por el compañero fiel del sacerdote. La profesora Pernalete recordó la vez en que se robaron al animal y durante días el padre no dejó de buscarlo hasta que lo halló en casa de sus captores en Las Colinas, un barrio aledaño.

"Diariamente el padre mandaba a comprar tres comidas: una para él, otra para mí y otra para Humboldt. Era como su hijo", contó el jardinero de la parroquia.

La construcción en el terreno de la iglesia para trabajar con la comunidad, promovida por el sacerdote, unió a los feligreses.

Todos estaban entusiasmados con su culminación a finales de agosto. Guauro dice que la obra estará lista para esa fecha, tal como soñaba Wood.

"El padre se proponía algo y lo cumplía. Era estricto, disciplinado y, quizás por eso, por su cultura, todo lo que se planteaba lo lograba", agregó.

En la iglesia, mientras los vecinos hacían largas colas para ver por última vez el rostro del padre Esteban, uno de los presentes irrumpió y pasó de largo, desconsolado, hasta la urna.

Era un indigente de la Fundación Me Diste de Comer, con la que el párroco trabajaba, a quien hubo que sostener para que no cayera al piso de la impresión. Otros muchachos que viven en la calle, a los que el religioso ayudaba, también entraron lamentando su muerte.

No más violencia. De la tristeza, la comunidad pasó a la acción y a la rabia. Los pobladores pegaron fotos por toda la parroquia referidas a la obra del sacerdote, así como mensajes de reclamo.

Los niños de las escuelas de Fe y Alegría colocaron pancartas: "Quién será el próximo", "Cuántos más deben morir", "Vivirá en nuestros corazones, padre Esteban", "No más violencia, hasta cuándo", se leía en los carteles que desplegaron luego de una caminata que hicieron los colegios católicos que cerraron por luto el viernes por las populosas calles de Unare II.

Alirio Guillén, miembro del PSUV y vecino de la zona, confirmó el comportamiento intachable de Wood.

"La gente está muy brava porque se dice que fue un piedrero de por aquí, porque el padre no le tenía miedo a nadie y se enfrentaba hasta con los más peligrosos. Ayudaba a todo el mundo y vi cómo intentó regenerar a muchos muchachos de por aquí".

En alguna oportunidad denunció a un joven a quien él ayudaba que lo robó. El muchacho estuvo preso y algunos creen que pudo ser el asesino.

Así como ese caso, los habitantes conocen historias similares, pues el sacerdote era conocido por tenderles la mano a todos. Hasta ahora, la Fiscalía maneja el móvil del robo.

Wood desarrolló 23 años de su vida misionera en Venezuela, y el estado Bolívar fue su último destino. En una pequeña autobiografía dijo: "Quiero profundamente y para siempre al pueblo venezolano". Luego de dos días de vigilia, el sábado la comunidad enterró al religioso en Ciudad Guayana, tal como era su deseo.

Publicado en El Nacional

Thursday, April 15, 2010

Caso Transporte Camila


En 2006 una de las 300 contratistas que hacen vida en Sidor, Transporte Camila, presentó irregularidades en su funcionamiento según las denuncias de sus trabajadores. Juan Valor, quien para la época era secretario de prensa y propaganda de Sutiss, entró en el caso junto a Joel Hernández y Leonel Grisett, este último como delegado de prevención y miembro de la comisión paritaria de Sutiss.
De acuerdo al relato de Grisett en aquellos días de agosto efectuaron procedimientos considerados rutinarios: la inspección de los pailoders y las condiciones de trabajo, en vista de que los trabajadores de la empresa venían denunciando consecuentemente atropellos en sus condiciones de trabajo.
“Encontramos problemas socioeconómicos y de área. No contaban con técnicos de seguridad ni equipos de protección, el patrono pretendía que compraran sus equipos, nos encontramos con pailoder con problemas en el problema de freno, falla de iluminación, problemas hidráulicos, sin cabinas presurizadas tratándose de áreas con mucha polución y a razón de eso se hace una reunión”.
Grisett cuenta que los equipos fueron resguardados mientras el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (Inpsasel) procedía a hacer la inspección, lo que constituyó obligatoriamente cinco días de paralización.
De hecho, estas unidades fueron trasladadas desde planta de pellas hasta el área de transporte, en la espera de que Inpsasel iniciara el procedimiento.
Un día antes de que el instituto hiciera lo previsto, la noche de ese domingo el Tribunal Cuarto de Control con orden del juez privó de libertad a uno de los trabajadores de Transporte Camila y en las horas sucesivas capturaron a los tres dirigentes sindicales de Sutiss y a otros 11 trabajadores de la empresa contratista.
Al día siguiente los dirigentes sindicales estaban tras las rejas por orden del Ministerio Público con 12 cargos, los cuales fueron reducidos progresivamente a cuatro: violación a la zona de seguridad, apropiación indebida calificada, obstaculización al ejercicio del derecho laboral y hacerse justicia por sus propias manos.
Hasta la fecha se ha diferido el juicio en cuatro ocasiones, y durante estos cuatro años sometidos a régimen de presentación. Esta situación ha tenido consecuencias nefastas no sólo en la vida familiar de los imputados, sino secuelas evidentes en el mundo laboral.





Videos realizados por Provea

Sunday, March 28, 2010

Coloquio bajo la palma

Andrés Eloy Blanco

Lo que hay que ser es mejor
y no decir que se es bueno
ni que se es malo,
Lo que hay que ser es amar
lo libre en el ser humano,
lo que hay que hacer es saber,
alumbrarse ojos y manos
y corazón y cabeza
y después, ir alumbrando.


Lo que hay que hacer es dar más
sin decir lo que se ha dado,
lo que hay que dar es un modo
de no tener demasiado
y un modo de que otros tengan
su modo de tener algo,
trabajo es lo que hay que dar
su valor al trabajo
y al que trabaja en la fábrica
y al que trabaja en el campo
y al que trabaja en la mina
y al que trabaja en el barco,
lo que hay que darles es todo
luz y sangre, voz y manos,
y la paz y la alegría
que han de tener aquí abajo,
que para las de allá arriba,
no hay por qué apurarse tanto,
si ha de ser disposición
de Dios para el hombre honrado
darle tierra al darlo a luz,
darle luz al enterrarlo.

Por eso quiero, hijo mío
que te des a tus hermanos
que para su bien pelees
y nunca te estés aislado;
bruto y amado del mundo
te prefiero a solo y sabio

A Dios que me dé tormentos
a Dios que me dé quebrantos
pero que no me dé un hijo
de corazón solitario.

Thursday, March 11, 2010

Solidaridad con Ruben González en Caracas



Marzo 11, 2010

En el marco de la Campaña por el derecho a la protesta social se realizará una concentración frente a las oficinas de la Fiscalía General de la República, en Parque Carabobo – Caracas, para exigir la liberación inmediata del dirigente sindical Rubén González. Como se recordará, desde el pasado mes de agosto del 2009 este dirigente sindical de Ferrominera ha sido privado de su libertad por haber participado en una paralización de actividades en la defensa del contrato colectivo de los trabajadores.

Actualmente, violando todas las garantías del debido proceso y el derecho a su defensa, se encuentra recluido en la sede de Patrulleros del Caroní, en el estado Bolívar, a la espera de juicio. Algunos de los delitos que se le imputan son violación de la zona de seguridad, agavillamiento, cierre de vías e instigación a delinquir, acusaciones que forman parte del andamiaje jurídico que cercena el derecho constitucional a la protesta, y que ha sido aplicado contra diferentes dirigentes sindicales, campesinos, estudiantes y comunidades que manifiestan en defensa de sus derechos.

Las organizaciones que forman parte de la Campaña (Provea, Espacio Público, Liga de Trabajadores por el Socialismo, Colectivo Socialismo Revolucionario, Unidad Socialista de Izquierda, Periódico El Libertario, Sintraince, entre otras), invitan a la concentración frente a la Fiscalía de Parque Carabobo, el próximo lunes 15 de marzo a las 10 de la mañana, para exigir la liberación inmediata de Rubén González y la libertad plena de todos los activistas sociales sometidos a regímenes de presentación por protestar.


Saturday, February 27, 2010

Callados

¿?

Ciudad Guayana, Edo. Bolívar
Alta Vista

Hombre preso que mira a su hijo


Cuando era como vos me enseñaron los viejos
y también las maestras bondadosas y miopes
que libertad o muerte era una redundancia
a quien se le ocurriría en un país
donde los presidentes andaban sin capangas.

Que la patria o la tumba era otro pleonasmo
ya que la patria funcionaba bien
en las canchas y en los pastoreos.

Realmente no sabían un corno
pobrecitos creían que libertad
era tan sólo una palabra aguda
que muerte era tan sólo grave o llana
y cárceles por suerte una palabra esdrújula.

Olvidaban poner el acento en el hombre.

La culpa no era exactamente de ellos
sino de otros más duros y siniestros
y estos sí
como nos ensartaron
en la limpia república verbal
como idealizaron
la vidurria de vacas y estancieros
y como nos vendieron un ejército
que tomaba su mate en los cuarteles.

Uno no siempre hace lo que quiere
uno no siempre puede
por eso estoy aquí
mirándote y echándote
de menos.

Por eso es que no puedo despeinarte el jopo
ni ayudarte con la tabla del nueve
ni acribillarte a pelotazos.

Vos ya sabes que tuve que elegir otros juegos
y que los juegue en serio.

Y jugué por ejemplo a los ladrones
y los ladrones eran policías.

Y jugué por ejemplo a la escondida
y si te descubrían te mataban
y jugué a la mancha
y era de sangre.

Botija aunque tengas pocos años
creo que hay que decirte la verdad
para que no la olvides.

Por eso no te oculto que me dieron picana
que casi me revientan los riñones
todas estas llagas hinchazones y heridas
que tus ojos redondos
miran hipnotizados
son durísimos golpes
son botas en la cara
demasiado dolor para que te lo oculte
demasiado suplicio para que se me borre.

Pero también es bueno que conozcas
que tu viejo calló
o puteó como un loco
que es una linda forma de callar.

Que tu viejo olvidó todos los números
(por eso no podría ayudarte en las tablas)
y por lo tanto todos los teléfonos.

Y las calles y el color de los ojos
y los cabellos y las cicatrices
y en que esquina
en que bar
que parada
que casa.

Y acordarse de vos
de tu carita
lo ayudaba a callar.

Una cosa es morirse de dolor
y otra cosa es morirse de vergüenza.

Por eso ahora
me podés preguntar
y sobre todo
puedo yo responder.

Uno no siempre hace lo que quiere
pero tiene el derecho de no hacer
lo que no quiere.

Llora nomas botija
son macanas
que los hombres no lloran
aquí lloramos todos.

Gritamos berreamos moqueamos chillamos
maldecimos
porque es mejor llorar que traicionar
porque es mejor llorar que traicionarse.

Llora
pero no olvides.

Mario Benedetti

Lee también

Related Posts with Thumbnails