Sunday, June 25, 2006

Lin lin lin

Anoche tuve miedo. Tapé mis ojos con la cobija y preferí la oscuridad adentro. Procuré no ver nada, ni siquiera escuchar los pasos de Ana tratando de encontrar mundo ¿cómo explicarle que esta es la tierra y yo soy su clavelito?

En realidad Ana es feliz. Sonríe casi todo el tiempo y aprieta mi mano cuando se le escapa el mundo. Raíces le bajan desde sus ojos, atraviesan su cuello, llegan a sus manos como lianas para después plantarse en sus pies, deformando lo último de sus extremidades. Sin duda es una mujer especial, de esas con la naturaleza y la inocencia entremezcladas.

Para Ana el pasado no existe, quizás porque sabe que más es lo que pesa que lo que sirve. Yo disfruto ver como descubre con sus ojos grandes y cómo de lo sencillo hace grandes cosas. Ha cambiado mucho… hoy tiene abundancia de todo. Más años, más interrogantes, más sonrisas y sobre todo más indiferencia.

Éramos héroes. La mayor osadía era conseguir los “anteojos”, y el mayor premio un vaso de Kool aid, por eso de ser “la jarrota del sabor”. Ahora somos niñas, yo que juego a ser adulta y ella que juega a ser niña, y la verdad, es un juego de ley de vida.

De Ana quedan sus manos aterciopeladas, acanaladas, adornadas con carmesí y algunas camisas que reflejan un poco de lo que fue. Su soledad se ha convertido en un blanco que no permite presencias más sólo una, la ausencia de estar y no estar.

Tengo mucho de ti, la idea de ser tu nieta y recordar por ti.

3 comments:

  1. Ana no duerme,espera el día,
    sola en su cuarto, Ana quiere jugar,
    sobre la alfombra, toca su sombra,
    cuenta las luces, mira la gran ciudad.
    Ana no duerme,
    juega con nada,
    tal vez mañana,
    despierte sobre el mar, el mar,
    sobre el mar, el mar.

    Ana de noche,
    hoy es un hada,
    canta palabras,
    canta y se torna en luz.

    Sobre la alfombra,toca su sombra,
    cuenta las luces,mira la gran ciudad.

    Ana no duerme,
    juega con nada,
    tal vez mañana,
    despierte sobre el mar, el mar,
    sobre el mar, el mar.

    Ana no duerme,
    espera el día,
    sola en su cuarto,
    Ana quiere jugar.

    sobre la alfombra,toca su sombra,
    cuenta las luces,mira la gran ciudad.

    Ana no duerme,
    juega con nada,
    tal vez mañana,
    despierte sobre el mar, el mar,
    sobre el mar, el mar.

    ReplyDelete
  2. ¿Lo escribiste tú?

    ReplyDelete
  3. no...es de Spinetta!!Saluditos nena!

    ReplyDelete