Thursday, June 15, 2006

A veces es la hora de todo. La hora de las multiplicidades, incluso, la final. Hora de pedir perdón, de redimirse, de olvidarse del mundo, de lo vacuo y hasta de uno mismo. Significa concentrarse en el “0” y echar a volar zamuros en cautiverio. No hay caminos más seguros más que los de la vida, de aquél quien dijo con tono esperanzador que él era el camino, la verdad y la vida. Lo difícil de esto es encontrar la dirección, la parada de autobús que tome ése paseo.

A veces, los pañuelos son salvaguardas de nosotros y lo demás, lo demás no importa. Sobre todo hoy, como muchos días, no es un sitio de estilo. Significa no dejar morir pájaros en la garganta y aferrarse al minutero que grita el presente.

5 comments:

  1. ¿ caminos seguros los de la vida muchacha? el ùnico camino seguro en la vida es que tiene final.

    ReplyDelete
  2. Antonio =)
    Usted con sus ideas - con fundamento - y yo con las mías - con fundamento - .

    De todas maneras, en el fondo, sabes que es así.

    ReplyDelete
  3. Anonymous7:34 PM

    A propósito de Zamuros,no te interesa comprar uno...habla alemán

    ReplyDelete

Voy

No me siento absuelta, ni definitiva. Cada día ha sido como un tropel de asuntos pendientes atornillándome, como aquellos días previos al ...