Thursday, June 15, 2006

A veces es la hora de todo. La hora de las multiplicidades, incluso, la final. Hora de pedir perdón, de redimirse, de olvidarse del mundo, de lo vacuo y hasta de uno mismo. Significa concentrarse en el “0” y echar a volar zamuros en cautiverio. No hay caminos más seguros más que los de la vida, de aquél quien dijo con tono esperanzador que él era el camino, la verdad y la vida. Lo difícil de esto es encontrar la dirección, la parada de autobús que tome ése paseo.

A veces, los pañuelos son salvaguardas de nosotros y lo demás, lo demás no importa. Sobre todo hoy, como muchos días, no es un sitio de estilo. Significa no dejar morir pájaros en la garganta y aferrarse al minutero que grita el presente.

5 comments:

  1. ¿ caminos seguros los de la vida muchacha? el ùnico camino seguro en la vida es que tiene final.

    ReplyDelete
  2. Antonio =)
    Usted con sus ideas - con fundamento - y yo con las mías - con fundamento - .

    De todas maneras, en el fondo, sabes que es así.

    ReplyDelete
  3. Anonymous7:34 PM

    A propósito de Zamuros,no te interesa comprar uno...habla alemán

    ReplyDelete