Wednesday, August 16, 2006

A veces dices estás solo, pero yo no comprendo cómo. ¿Será acaso como la de Roberta? Que de tanto sentirse sola, sola se quedó. A puesto tu vacío es de lo mucho, de lo poco que careces y de cuanto deseaste no tener. No comprendo tu ausencia, que se regala que se sirve en la mesa de la que todos comen que no sacia que perdura que se alimenta que brinca de nuevo se posiciona y deja sin aire, como esto. Porque conoces las costuras, ¿será José? ¿Será por eso? Porque sabes partir el pan y hacer que de uno coman todos, cual última cena, ¿será? Ay! Y yo, y yo ¿qué soy? Un tenedor que pincha, que prueba el bocadillo que saborea que cata en lo blanco que hace buches con el bocado que toma mordiscos de lo que ofreces adicta de la sal de la azúcar a veces de ésta gula y siempre siempre siempre… quedo tan vacía. ¿será José? ¿será que comí demasiado? Si es así, aparta este pan, los kilos que regalas y deja los carbohidratos y ofrece proteínas. ¡Por caridad!

3 comments:

  1. Cari cari caridad, un bife y la redención social.

    saludos,

    ReplyDelete
  2. Creo que voy a tener que leerlo un poco mas para entenderlo, pero asi de pasadita no más me gustó

    ReplyDelete
  3. Me ha encantado tu texto Nelke. Conozco ese sentimiento y me gusta cómo lo describes.

    ReplyDelete