Thursday, June 29, 2006

Anoche llamó mi tía Eugenia asomando los berrinches de mi tía Carola, “la loca", loca porque le ha dado por pensar en el socialismo. Mi tía siente miedo porque sabe que con el ímpetu de la tía Carola ella es capaz de reconstruir los Soviet en plena Caracas. Desde que a mi tía Carolina se le ocurrió no usar más pamelas, ni tacones, ni camisas de seda la preocupación crece en el seño de Eugenia, sólo repite a cada instante “Tu tía no es la de antes”. Estar en la capital, vestir como en Europa y no mirar a los cerros era el análogo a ser feliz y prosperar en la vida. Yo creo que quizás despertó de los afiches de Londres y se asomó a la ventana.

No comments:

Post a Comment