Monday, August 14, 2006

- Mataron a otro – dijo Richard cuando llegué.

- Vino a quebrar al indio y lo quebraron a él – dijo entre risas y una pizca de sorpresa.

- ¿Trajiste los palitos chinos? – me preguntó.

- Sí, Richard – le dije.

- Te estábamos esperando – y sonrió.

2 comments:

  1. buena esta nel! u know 6 feet under

    ReplyDelete
  2. Hay días en los que se amanece sensible, y un Hemingway dice más que tres Faulkner; sólo esos días.

    saludos,

    ReplyDelete