Monday, August 14, 2006

Ramón se cansa de las discusiones en Globovisión, dice que tiene cojones pero que le faltan un poco más para adiestrarse a la democracia. Que ha escuchado muchas cosas, “Viva Rosales”, “Con el conde me resteo”, “el populismo está destruyendo el continente”, “me voy de Venezuela”, “malditos chavistas”, “malditos escualidos”, “viva el socialismo”, y muchos otros más. Ramón se graduó de gurú en el exterior en unas cuantas selvas, me ha dicho que el problema de Venezuela no es de ideología sino de principios. Y yo le creo. Que si todos actuáramos con principios no tendríamos a los hijos de puta que tenemos. Yo le dije - Ramón modera tus palabras - pero por dentro yo sabía que esa era la única (jiji) pero había que guardar la compostura. Le conté que mi tía Eugenia le parecía importante lo que yo pensara del país, me lo dijo cuando íbamos en el taxi camino a los Palos Grandes. Ramón dice que a mi edad pensamos que los viejos no saben nada de política y que la sangre nueva es la importante. – Naahh – le dije, pero por dentro sabía que en el algún momento lo había pensado.

No comments:

Post a Comment