Tuesday, September 26, 2006

El cáncer sigue devorándose a mi gente y a quienes planean serlo. Se comió al tío Luis, a la vecina Cati, al amigo José, a la mamá de Carmen. Entonces tiene en lista a Ma. Gabriela, a la tía Amarilis, a Roberto con los dolores en el estómago y a Josefina que no le deja de mortificar la cabeza. VIH y Cáncer juegan a ser poderosos, a jugarse las vidas y apostar con células. Todo se aprisiona desde adentro, se arrugan las venas, las víceras no soportan más y los huesos sienten que estallan. Morir con los órganos desgastados es la muerte de moda porque si la tecnología está creativa para reinventar el cuerpo también será más creativa para reinventarse el descenso.

3 comments:

  1. Una vez le escuché al hermano mayor de papá, un llanero guanareño entrañable a quien llamaban Don Ciro: "En esta familia hasta los perros se nos mueren de cáncer". Y qué susto el que me dio y que todavía tengo; porque era y sigue siendo cierto.

    ReplyDelete
  2. Si, mi perro también murió de cáncer, además...

    ReplyDelete
  3. Epale Clavel! El cáncer y el VIH no sólo juegan a ser poderosos sino que los son en este mundo, de hecho, son enfermedades por las cuales muere más gente. Dios nos libre!
    Muy crítico tu blog, me parece muy bueno :)

    ReplyDelete