Tuesday, May 15, 2007

Siempre volver a partir, supone secarse, acabar el resto con el génesis. Es cuando entonces, se disminuye el exceso de clorofila y comienza a disminuir el deseo a cualquier costo.

_________ _______

Es temprano para los dos, lo suficiente como para alcanzar el abismo y aguantarse con la adrenalina en el vacío. El sol, estrellado en el vidrio empolvado, atraviesa el cristal y recrea figuras mitológicas sobre las paredes marfil, al lado del sofá-tumba, alcahueta de los excesos. Tus dedos premeditados desde su camino, desde su pulcritud, conocen el fondo cual dardo que tira a 1000 puntos. Se aproximan, con cuidado el primero, le sigue el índice, se abarrotan desesperados en la cortina, atraviesan el musgo indecisos, poco a poco su pisada es firma en arena blanda. Tantean el musgo, reconocen la humedad. Irrumpen el cerezo maduro y le son suficiente para enceguecer, para no temer siquiera por el espacio y sus distancias. La epopeya se define en el sofá, arma estrofas con el sofá cómplice, con el sofá- cuento, el sofá-mudo, el sofá esclavo del grito callado, en fin, de tanto río femenino en su colcha explayado al nacer. Es el día de la batalla, del Orinoco desafiando las paredes de su boca, de la boca en su sur, de la faceta exhausta de un terreno que invadido no se deja jamás. La lanza, el batallón personificado en dos dedos, en tres, en cuatro, en cinco, en seis dedos valientes, victoriosos. Firmes en el asta, en su perfil filoso atravesando la marea, conociendo la literalidad por dentro, reseñando las salidas, las posibles entradas, los rincones restaurados en sus uñas. Y allí, sin vista, con el mar acaparado en los ojos desafiando la marea, con el insulto y la venganza, se reconoce que el mundo a ojos cerrados sólo se tiene para sí.

4 comments:

  1. Una maravilla tu escrito, siempre un placer y un gustazo el leerte y recorrer tu blog

    Besos,
    Carmen Y Migdalia

    ReplyDelete
  2. que intenso. desde el principio todo.

    un saludo desde acá.

    ReplyDelete
  3. pues dale cariño a la libreta. después no vas a poder parar. gracias por la visita. un gusto leerte.

    ReplyDelete
  4. Siempre volver a partir, supone secarse, acabar el resto con el génesis. Es cuando entonces, se disminuye el exceso de clorofila y comienza a disminuir el deseo a cualquier costo.

    BRILLANTE!
    Ahora tengo la casa llena de unas bolas como de algodón con una mínima semilla en el centro. Ruedan por toda la cuadra, se meten en todas las casas. El árbol parece muerto. Pero todos sabemos que el año próximo estará verde otra vez y en los alrededores comenzarán a brotar ramitas de las semillas que cayeron en el lugar apropiado
    _________ _______

    ReplyDelete